fbpx
967 215 251

En general, sabemos que el tabaco es malo para la salud, pero muchas veces no somos conscientes de las graves consecuencias que tiene para nuestra salud oral. A continuación, se detallan las principales patologías asociadas:

Enfermedad periodontal

La periodontitis es una enfermedad inflamatoria de las encías, tejidos y ligamentos que soportan los dientes. Al perder este soporte los dientes se aflojan y puede provocar la pérdida dental. De hecho, esta enfermedad es la principal causa de pérdida de dientes en adultos.

El tabaco aumenta el riesgo de padecer esta infección debido a la influencia negativa de este en el sistema inmunológico, lo que reduce las defensas. Además, el tabaco hace que la acumulación de sarro en los dientes sea mayor.

Pero no solo aumenta las probabilidades de sufrir esta enfermedad, sino que también la oculta ya que la nicotina estrecha los vasos sanguíneos y reduce el sangrado de encías, de modo que muchas veces no se trata a tiempo porque se desconoce que se tiene.

Cáncer oral

El tabaco es junto al alcohol el principal factor de riesgo del cáncer oral. El riesgo de padecer esta enfermedad es entre tres y seis veces mayor en fumadores y si además de tabaco se suma el consumo de alcohol las posibilidades de sufrir este tipo de cáncer aumentan hasta 15 veces más. Además, el tabaco no solo incrementa el riesgo de sufrir cáncer en la boca sino también en la garganta y el tracto aéreo digestivo superior, entre otros.

Si tiene estos hábitos debe estar muy atento a su salud bucal. Si aparecen úlceras en la boca (lengua, encías, mejilla…) mantenlas vigiladas, si persisten durante más tiempo de lo considerado normal debe acudir al dentista. Estas úlceras o lesiones no siempre son dolorosas y los síntomas del cáncer oral no se manifiestan hasta un estado más avanzado.

Estas solo son alguna de las consecuencias más graves que tiene el tabaco en nuestra salud bucodental, sin embargo, son numerosos los efectos que tiene: diente manchados, mal aliento, pérdida del sentido del gusto y el olfato, aumento del riesgo de caries, problemas en implantes dentales…

En Crespo Dental recomendamos dejar este hábito y acudir al dentista para tratar las consecuencias que el tabaco ha tenido en tu salud bucodental.