fbpx
967 215 251

La fractura de un diente es algo más frecuente de lo que esperamos, especialmente en el caso de los niños y también en las personas que realizan deportes de contacto. En estos casos actuar con rapidez es fundamental por lo que a continuación os indicamos qué debéis hacer esta situación.

  • Lo primero que debes hacer es recoger la pieza. Se debe sujetar por la parte externa, es decir, la que no está en contacto con la encía.
  • Lava el diente con suero fisiológico o en su defecto con agua corriente, pero no lo cepilles.
  • Guarda el diente en un recipiente sumergido en leche o agua. Evita envolverlos en algún pañuelo ya que esto lo secaría y no se podría recuperar.
  • Si la rotura ha provocado una herida en la boca se debe enjuagar mediante suero fisiológico o agua con sal para evitar que se infecte.
  • Tapa la herida con una gasa para parar el sangrado. Si es necesario por el dolor puedes tomar algún analgésico.
  • Acude al dentista lo más rápido posible, ya que si actuamos con rapidez es posible reimplantarlo. Cuanto menos tiempo pase más probabilidades de éxito. Pasada la media hora las probabilidades se reducen.

Si solo se tiene una pequeña fractura, pero no se ha roto el diente se puede reconstruir utilizando composite. En el caso de que se haya fracturado completamente el odontólogo determinará cual es el mejor tratamiento a seguir dependiendo de la situación de cada paciente.

Si esto pasa mantener la calma y seguir estos consejos puede ser la diferencia entre poder o no recuperar el diente roto. Esperamos que estos consejos os ayuden en caso de emergencia. Si tienes cualquier duda o pregunta ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de resolverla.

A continuación, te dejamos un vídeo donde puedes ver paso a paso qué es lo que debes hacer ante un diente roto: