fbpx
967 215 251

Tanto la periodontitis con la gingivitis son enfermedades que afectan a las encías y ambas están relacionadas entre sí, sin embargo, existen múltiples diferencias entre ellas. El tratamiento y las consecuencias son distintas por lo que es necesario saber diferenciarlas.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es una enfermedad periodontal que causa inflamación en las encías producida por la acumulación de placa bacteriana alrededor de los dientes. La causa más habitual que desemboca en esta enfermedad es una mala higiene bucal, aunque también se puede producir por una infección.

El tratamiento de esta afección consiste en la eliminación de la infección y la placa bacteriana que la causa. Generalmente con esto y una buena higiene bucal es posible acabar con esta enfermedad.

Algunos de sus síntomas son el enrojecimiento de las encías, el sangrado al cepillar los dientes, la retracción de las encías y el mal aliento.

Es importante que ante la detección de alguno de estos síntomas se acuda al dentista ya que la gingivitis es una enfermedad reversible, sin embargo, si no se trata a tiempo puede desembocar en su forma crónica, es decir, en periodontitis.

¿Qué es la periodontitis?

La periodontitis es un estado avanzado de la gingivitis. En este punto el soporte óseo de los dientes se ha visto afectado y desembocará en la pérdida dental.

Si al ir al odontólogo se detecta esta enfermedad el tratamiento pasa por intentar regenerar los tejidos periodontales afectados, sin embargo, en muchos casos esto no es posible y se debe optar por remplazar los dientes perdidos por implantes.

Para no llegar a este punto es importante que se realicen revisiones periódicas y en caso de tener alguno de los síntomas antes mencionados no restarle importancia y acudir al dentista para poder atajar la enfermedad en su estado inicial.

En Crespo Dental la primera consulta es gratuita y realizamos un diagnóstico y determinamos el mejor tratamiento sin ningún compromiso.