sonrisa gingival

La sonrisa gingival es un problema muy común que afecta a un buen porcentaje de la población, a la que puede llegar a causarles mucha inseguridad por cómo luce su aspecto físico.

Existen distintas causas por las que puede surgir este problema, y también distintas soluciones, por lo que aquí te explicaremos acerca de qué es una sonrisa gingival y qué se puede hacer para corregirla.

Qué es y cuáles son sus causas

Una sonrisa gingival es una condición que resulta de la exposición de un exceso de tejido de las encías sobre los dos dientes frontales al sonreír.

Las personas que experimentan este problema a menudo se preocupan por ello, afirmando que les hace sentir cohibidos por su apariencia y, en general, les hace sentirse menos atractivos.

Cuando una persona tiene aproximadamente unos 3 milímetros o más de tejido de las encías, es cuando se hace necesario la evaluación y el diagnóstico de un dentista. Es más frecuente en las mujeres, aunque nadie está exento de desarrollar este problema dental.

Causas

Las causas más comunes de una sonrisa gingival, son:

  • Si los dientes han erupcionardo de manera incorrecta es posible que se vean más pequeños y el tejido de las encías se aprecie más grande, ya que los dientes, de hecho, están cubiertos por parte de este tejido.
  • Puede haber demasiado crecimiento en la región de la mandíbula superior. Como resultado, las encías pueden parecer realmente abultadas hacia afuera.
  • El tejido de las encías por encima de los dos dientes frontales puede ser demasiado largo o puede estar sufriendo un agrandamiento. Esto se conoce profesionalmente como «hipertrofia gingival«.
  • Hay quienes parecen tener una sonrisa gingival simplemente porque tienen un labio superior corto o pequeño.
  • En algunos casos, los labios pueden tener el tamaño adecuado para la cara, pero el labio superior se considera «hiperactivo», es decir, es normal en reposo, pero al sonreír o reír, en realidad se levanta muy alto y expone el tejido de las encías que normalmente estaría oculto.
  • En muchos casos, los dientes pueden sufrir un desgaste natural y acortarse en comparación con la cantidad del tejido de las encías.

Tratamiento de la sonrisa gingival

Existen diferentes tratamientos para solucionar este problema. Todo va a depender de cuál de las causas anteriores está ocasionando el exceso de encía.

Pero los tratamientos más comunes son:

  • Ortodoncia: este tratamiento se aplica sobre los dientes erupcionados y los nivela en la posición correcta para eliminar la visualización gingival.
  • Cirugía periodontal: alargamiento de la corona para mover los niveles gingivales apicalmente, que por lo general es realizado en dientes cortos.
  • Cirugía ortognática: mueve el maxilar en dirección apical impactando el maxilar.

Para los casos en que estos métodos tradicionales de tratamiento no funcionen, como cuando un paciente tiene un labio hipermóvil, existen algunos métodos no tradicionales:

  • Botox: los estudios sugieren que el Botox, cuando se inyecta en los músculos del labio superior, puede ser un método eficaz. Sin embargo, la mejora es temporal y debe repetirse cada 3 o 6 meses.
  • Cirugía de reposicionamiento de labios: corta los músculos que elevan el labio para que ya no pueda elevarse tanto en una sonrisa. En este caso, un diagnóstico de solución irreversible es la clave para un resultado exitoso.
967 21 52 51