Mantener unos dientes blancos y sanos es sinónimo de una bonita sonrisa. Hay casos en los que factores cómo haber tomado ciertos medicamentos en la infancia durante la formación de los dientes pueden oscurecerlos, pero además día a día se consumen alimentos que, sin saberlo también afectan al tono de éstos.

¿Sabes qué alimentos y consumibles diarios tiñen más los dientes?

Hay ciertos alimentos que pueden dañar nuestros dientes y provocar un oscurecimiento. Muchos de ellos los tomamos a diario y no somos conscientes de cuanto pueden dañar nuestra blanca sonrisa. Estos alimentos son los culpables de muchos tratamientos de blanqueamiento.

1.  Café y té

Estas bebidas tan habituales en la población son de las que más daños ocasionan en unos dientes blancos, por su elevada concentración de cromógenos y taninos. Siendo las variedades más dañinas en el caso del té el negro y el rojo ,sea frío o caliente, y los menos el blanco o el verde.

2.  Vino

El tinto es sin duda el más dañino para el color de los dientes, pero también son enemigos el resto de variedades hasta llegar al blanco. Esto se debe a su acidez y composición de taninos y cromógenos, que con un consumo periódico ocasiona un oscurecimiento púrpura en los dientes.

3. Refrescos, gaseosas, zumos envasados, bebidas azucaradas y energéticas

Por su alto contenido en azúcares y ácidos estas bebidas se consideran un gran enemigo para los dientes blancos, no solo por la coloración que aportan sino también por el mayor riesgo de producir caries y daños severos en el esmalte.

4. Frutas y verduras de color intenso

En este grupo encontramos los arándanos, las moras, las cerezas y verduras como la remolacha. En su caso, el problema reside en su potente pigmento que se adhiere a la pieza dental y es capaz de mancharla. Además de la elevada acidez en algunos cítricos.

5. Salsa de soja, tomate y vinagre

Estas salsas son capaces de penetrar en el esmalte y mancharlo, hay que tener cuidado también con el vinagre, especialmente el de Módena.

6. Comidas con colorantes artificiales o especias

Alimentos cómo los helados de hielo, los caramelos, el azafrán, el pimentón o el curry también pueden decolorar los dientes.

7. Colutorios con clorhexidina

No son alimentos, pero hay colutorios que contienen clorhexidina, un elemento indicado para las inflamaciones de las encías y tras las cirugías, que usado de forma continua puede manchar los dientes.

8. Tabaco

Es uno de los grandes responsables de las manchas dentales, concretamente por la nicotina y el alquitrán que contienen.

Existen otros factores que pueden producir tinciones generalizadas en los dientes, asociadas a algunas enfermedades sistémicas, como alteraciones hepáticas, hemolíticas, metabólicas, endocrinas… también puede afectar la ingesta de algunos medicamentos tipo minociclinas (muy utilizada para el tratamiento del acné) o tetraciclinas.

La mejor prevención, además de la más económica frente a la aparición de manchas que afectan tu sonrisa, es no abusar de este tipo de productos y mantener una correcta higiene bucal, especialmente tras su consumo.

Hay que tener en cuenta que el tratamiento de estas decoloraciones o tinciones dependerá principalmente de la causa y de la agresividad de cada caso. Si la afectación no es generalizada y ocurre en uno o varios dientes únicamente, pueden tratarse de otras patologías como caries, necrosis tras un impacto, coloraciones por amalgamas de plata…

Desde Crespo Dental creemos que este artículo puede seguir de gran ayuda para conservar unos dientes blancos. Si tienes cualquier duda o quieres empezar a tratar estas decoloraciones con nuestros tratamientos de blanqueamiento, en Crespo Dental estaremos encantados de atenderle.

Pide tu cita Ahora whatsapp
967 21 52 51