clorhexidina

Aunque nuestra boca tiene su propio mecanismo antibacteriano, es bueno ayudarla a mantener una buena higiene, evitar enfermedades, infecciones y bacterias. Los antisépticos bucales son excelentes para lograr este propósito y colaborar con la cicatrización de heridas, encías y la eliminación de bacterias en la boca.

En este sentido, hay un antiséptico bucal llamado el Gold Standard, perfecto para tratar cualquier enfermedad periodontal. Se usa como referencia en la mejora de todo tipo de dolencias bucales. Su nombre es Clorhexidina y en este artículo te diremos de qué se trata.

¿Qué es la clorhexidina y cómo funciona?

Considerada por los expertos como el mejor tópico o enjuague bucal, es una fórmula acuosa que cuenta con una gran cantidad de principios activos que nos ayudarán a prevenir y tratar satisfactoriamente enfermedades como la periodontitis, la gingivitis y la aparición crónica de placa bacteriana.

Funciona como un antibacteriano muy completo, ya que detiene el crecimiento de microorganismos, logrando destruir las bacterias satisfactoriamente. Igualmente, cuenta con una función anti-placa que genera depósitos en los espacios donde normalmente se crea la placa bacteriana y protege el esmalte dental para que no se formen depósitos de placa.

Es por esto que muchos médicos lo usan para ayudar a sanar los efectos de cirugías y extracciones dentales, además de curar lesiones de la mucosa bucal. Es así cómo se reducirán la posibilidad de infecciones y combate las bacterias presentes en las heridas bucales, así como los tejidos vivos de nuestra boca.

¿Cómo usar la clorhexidina?

Si tienes una enfermedad periodontal, has sufrido una herida o te han realizado una cirugía bucal, lo mejor es que uses la clorhexidina bajo las indicaciones de tu médico. En este sentido, el odontólogo es quien te indicará la cantidad que debes usar y cuántas veces al día.

Se trata de un tratamiento antiséptico que dura varios días para generar una respuesta satisfactoria y una liberación eficiente de las bacterias. Igualmente, siempre se recomienda asear la zona afectada antes de aplicar el tópico para que su uso sea más efectivo.

Por último, debes saber que no es recomendable rebajar la clorhexidina con agua, ya que es un preparado en proporción adecuada y no necesita dosificación o preparación posterior.

Contraindicaciones del antiséptico

Debes saber que el uso prolongado e indiscriminado de la clorhexidina puede ocasionar manchas en los dientes. Estas manchas son oscuras y aparecen en las encías, los dientes y la lengua usualmente cuando se administra el componente en su forma pura. Así que, si está presente en enjuagues bucales, cremas dentales y aceites esenciales, es menos probable que las manchas aparezcan.

Igualmente, la acción prolongada también puede generar corrosión en los dientes, por lo que debe ser recetada por un profesional. Así que debemos evitar usarlo por iniciativa propia para evitar todo tipo de agresiones bucales relacionadas con sus componentes químicos.

Sin dudas se trata de un aliado químico excelente para reducir las infecciones y minimizar las posibilidades de sufrir daños permanentes o mayores en la boca. Es por eso que debemos usarlo siempre bajo las indicaciones de nuestro odontólogo y tratando de seguir las indicaciones médicas para aprovechar sus beneficios.

967 21 52 51