El tratamiento de ortodoncia que nos ayuda a corregir la maloclusión dental (incorrecta alineación de nuestros dientes) conlleva algunos cambios en la dieta en el caso de que la ortodoncia que lleves no sea removible (no se puede poner ni quitar a la hora de comer como en el caso de la ortodoncia con aparatología funcional o el tratamiento de Invisalign). En general podrás continuar con una alimentación normal, sana y equilibrada, aunque deberás repasar el listado de alimentos “prohibidos” o que debes obviar si llevas ortodoncia con brackets ya que todo esto se evita si utilizas ortodoncias invisibles como decimos:

Los alimentos ácidos. Al inicio del tratamiento el paciente puede experimentar algunos episodios de aftas bucales, lo que comúnmente se conoce por el nombre de “llagas”. Estos alimentos causarían malestar y sensación de escozor, por eso no se recomiendan cítricos como el limón, el pomelo o la naranja por su acidez. No obstante, son ricos en vitamina C y ayudan en la cicatrización.

Los productos pegajosos o que por su textura puedan quedar fácilmente adheridos a los brackets como las chucherías, caramelos, chicles, ciertos quesos o las palomitas dulces, por ejemplo.

Los alimentos duros. Frutos secos, chocolate, semillas o cereales, por citar algunos, es preferible no tomarlos por su dureza ya que el aparato se puede deformar o descolocar.

Las frutas, hortalizas y verduras que sean muy fibrosas. Es el caso de los espárragos, el brócoli, la lechuga o las acelgas que pueden enredarse en el aparato. Dentro de este grupo de alimentos también escogeremos lo más maduras porque morder una manzana, un pepino o una zanahoria por su dureza podría despegar la ortodoncia.

Entre carne y pescado, se recomienda mejor éste último por la suavidad al comer y la ausencia de esa textura fibrosa que dificulta la masticación. No obstante, puedes tomar ambos y apostar por una cocción prolongada para que estén blanditos y elegir carnes de ave en lugar de rojas.

Café, té, vino y otras sustancias colorantes es preferible evitarlas porque tiñen no sólo los dientes sino los alineadores.

¿Qué pasa con el postre? Productos como el yogur o frutas cocidas en compota son buenas opciones, nutritivas y fáciles de tomar.

Como ves, el cuchillo y el tenedor se van a convertir en tus grandes aliados para trocear la comida en pequeñas porciones y facilitar la masticación. Por otro lado, también los platos triturados como los purés, los líquidos como las sopas y las cremas como el gazpacho serán opciones muy convenientes sobre todo al principio. Además, recuerda que es preferible masticar y cortar con las muelas y dejar a los incisivos más tranquilos. Otro de los cuidados que siempre debe acompañarte es el de cepillar mínimo tres veces al día los dientes con movimientos suaves y precisos para eliminar todos los restos de comida. Ante la duda consulta a nuestro equipo de odontólogos. Ellos te guiarán durante todo el tratamiento de ortodoncia, ¡llevan más de 30 años haciéndolo!

Pide tu cita Ahora whatsapp
967 21 52 51