Liquen plano oral

Considerado como una afección inflamatoria de tipo crónica, el liquen plano oral es un problema más común de lo que se cree, a pesar de que para algunas personas resulte aún desconocido.

Se trata de un problema que afecta las mucosas que están dentro de la boca, pudiendo aparecer en forma de manchas blancas, hinchazones rojizas o incluso llagas, llegando a causar diferentes molestias y dolor de manera permanente.

Áreas afectadas

Si bien puede afectar toda la boca, especialmente tiende a presentarse en la lengua, el interior de las mejillas o lo que se conoce como el suelo de la boca.

De acuerdo a diferentes estudios, afecta al 1,9% la población mundial adulta. Este es el resultado de un ataque del propio sistema inmune contra las membranas mucosas de la boca, sin que hasta la fecha existan razones.

A pesar de ser una patología crónica, puede mantenerse controlada mediante visitas regulares al dentista, ya que de lo contrario podría devengar en otras enfermedades donde el cáncer bucal encabeza la lista.

Controlar el dolor

Aparte del dolor, los pacientes pueden llegar a experimentar otros síntomas, dentro de los cuales se incluyen:

  • Sensibilidad a los alimentos (calientes, picantes, ácidos).
  • Sensación de ardor.
  • Manchas dolorosas en la lengua.
  • Problemas para masticar, tragar e incluso hablar.

Tratamiento

En primer lugar, hay que destacar que, al ser un problema crónico, no existe una cura definitiva, por lo que el tratamiento disponible tiene como finalidad el manejo de los síntomas y la cura de las lesiones.

Para los cuadros de dolor se recomiendan anestésicos de tipo tópico que ofrecen alivio temporal. Según sea el caso, el especialista puede llegar a recetar corticoesteroides que permitan reducir la inflamación y minimizar el dolor.

En el mercado los corticoesteroides se pueden encontrar en enjuagues bucales, gel o pomadas que van directo en el área afectada. También están en tabletas o inyecciones, aunque estas últimas deben utilizarse por periodos de tiempo bastante cortos.

Cambios en el estilo de vida

Una de las principales recomendaciones de los dentistas en cuadros de liquen plano oral es hacer algunos cambios en el estilo de vida, de modo que aparte de mejorar los síntomas y molestias, también permitan prevenir futuros episodios.

Entre estos se encuentran:

  • Reforzar la higiene buco dentalAdemás de prevenir otras infecciones, una boca limpia permite reducir de manera considerable los síntomas. Es necesario que los pacientes con liquen plano se cepillen como mínimo 2 veces al día, haciéndolo de forma suave y usando productos que resulten suaves. El hilo dental debe ser de uso diario.
  • Cambios en la dieta: Algunos alimentos pueden desencadenar en mayores molestias y dolor. Por eso es necesario eliminar de la dieta diaria aquellos que resulten picantes, ácidos o salados. También es recomendable reducir lo más posible la ingesta de cafeína.
  • Sin alcohol ni tabaco: Ambos se consideran como agentes irritantes, causando efectos negativos en el tratamiento.
  • No morderse: Ya sea por razones de estrés o simples manías, muchos pacientes tienden a morder sus labios o interior de las mejillas de forma constante, trayendo como resultado mayores daños a las lesiones existentes.
  • Controlar el estrés: Diversos estudios han determinado que el estrés puede aumentar la recurrencia de los episodios dolorosos, por lo que es necesario aplicar diferentes actividades y medidas que permitan de a poco ir controlando y reduciendo los niveles.
967 21 52 51