llagas boca

Las llagas son lesiones o heridas que brotan en la boca, provocando que sea muy difícil ingerir alimentos y hablar. Se les puede reconocer por presentar un color amarillo o blanco. Generalmente son pequeñas, pero pueden ocasionar muchas molestias y dolor.

También se les conoce como úlceras o aftas bucales. Normalmente, se producen en los labios, la lengua, en las encías y el paladar. Casi siempre, estas lesiones son redondas y presentan un borde rojo. Pueden producir hormigueo y ardor o, en casos extremos, fiebre e hinchazón.

¿Por qué aparecen este tipo de llagas?

Existen diversas causas de estas heridas. Sin embargo, entre las lesiones más comunes obedecen a mordiscos, cortes en la boca o pinchazos. Por eso, aquellas personas que tienen ortodoncia son más propensas a padecerlas. Otra causa muy frecuente es el estrés

Por otra parte, según investigaciones, existen personas que genéticamente son más vulnerables a padecer de estos problemas.

Existen algunos tipos de frutas, entre ellas las cítricas, que pueden producir estas úlceras bucales o incrementar la lesión. También pueden aparecer a raíz de que nuestro sistema inmunológico esté debilitado o existan problemas nutricionales. Si no existe un buen suministro de vitaminas B y C se pudieran desarrollarse aftas en nuestra boca.

¿Cómo curar las úlceras bucales?

Hasta el momento, no existe una cura definitiva para las llagas. Estas desaparecen por sí solas al cabo de pocos días. La mayoría de las personas realizan remedios caseros para curar la lesión. Los que son a base de plantas son los más efectivos. No obstante, en la farmacia se pueden obtener algunos productos que alivian el problema y aumentan la cicatrización.

En el mercado existe una variedad de cremas que ayudan a adormecer la parte afectada y protegerlo de cualquier roce involuntario. Minimizar el contacto con la lengua, los labios y los dientes permitirá que desaparezca más rápido. 

Algunos productos usados comúnmente, como el agua oxigenada y el bicarbonato, son contraproducentes y perjudiciales. Por ejemplo, el agua oxigenada puede producir quemaduras en la boca y empeorar la úlcera.

El consejo más práctico es actuar de inmediato. En el momento que empecemos a sentir dolor o malestar utilicemos un producto comprado en la farmacia. Así, acortaremos el proceso de curación a unos pocos días.

¿Cómo prevenir las llagas?

Una de las recomendaciones más efectivas y sencillas para evitar las llagas bucales es tener una excelente higiene bucal. Esto ayudará a eliminar de nuestra boca bacterias perjudiciales. 

Podemos usar algún enjuague bucal que facilite la curación de estas llagas si llegamos a tenerlas. Otro detalle importante es mantener una dieta equilibrada que aporte nutrientes esenciales para nuestro organismo, vitaminas B y C.

Otras recomendaciones que podemos considerar es evitar el tabaco, ya que esto incide en la aparición de aftas. También es importante rechazar situaciones que pudieran provocarnos estrés, nerviosismo y ansiedad. 

Si tenemos correctores dentales, hay que tener extremo cuidado para que no nos produzcan heridas en la boca. Además, debemos consumir alimentos con una alta concentración de hierro. Si seguimos cuidadosamente esta serie de sugerencias, estaremos previniendo las llagas en la boca.

967 21 52 51