En algunas ocasiones observamos que nuestros dientes se han vuelto amarillos y no sabemos a qué se debe. Nos preguntamos que puede hacer nuestro dentista para devolvernos una dentadura de color blanco muy estético.

Actualmente, este oscurecimiento es reversible y tiene solución. En el área dental existen técnicas muy avanzadas para tratar y mejorar nuestra sonrisa.

Principales causas de los dientes amarillos

Existen diversos tipos de manchas y estas pueden manifestarse por diferentes causas. Incluso, podemos vernos afectados por varias de estas.

  • La genética o sufrir una enfermedad congénita, como la amelogénesis imperfecta o dentinogénesis.
  • Alimentación. Algunos alimentos como el vino, té, el café o los frutos rojos, contienen pigmentos de color que pueden teñir nuestra dentadura. Igualmente, el consumo habitual de alimentos ácidos pueden ocasionar un desgaste del esmalte dental.
  • El tabaco. Este es uno de los hábitos más dañinos en la salud bucodental. Oscurece de gran manera los dientes por el efecto de la nicotina y el alquitrán del cigarro. También causa mal aliento y otras complicaciones.
  • Medicamentos. Algunos tienen un efecto contraproducente, como la alteración del color y el aceleramiento del desgaste dental.
  • Existen drogas que son perjudiciales para nuestra salud dental. Ocasionan un daño exagerado a nuestros dientes y pueden llegar a destruir el tejido de estos.
  • Falta de higiene. Si no utilizas la técnica correcta de cepillado o no limpias tus dientes, las bacterias que se acumulan en estos, se cristalizan y llegan a formar el sarro.

Tratamiento para los dientes amarillos

En primer lugar, debes acudir a nuestro dentista en Albacete para que detecte la causa. El determinará el tratamiento más eficaz y a largo plazo eliminará estas manchas. Los métodos más comunes son:

  • Limpieza bucodental.
  • Blanqueamiento dental profesional o ambulatorio.
  • Tratamiento con carillas de porcelana o composite.

Qué hacer para evitar que las manchas amarillas vuelva a aparecer

Cualquier tipo de solución que nos proponga nuestro odontólogo requiere de una buena rutina de higiene dental en el hogar así como la implementación de hábitos saludables. Puedes mantener los resultados del tratamiento por un largo tiempo al:

  • Cepillar los dientes después de cada comida. Lo más aconsejable es hacerlo con un cepillo eléctrico y que las cerdas sean suaves para no maltratar las encías ni el esmalte.
  • Utilizar hilo dental cada vez que te cepilles.
  • Usar en las noches enjuague bucal con flúor después del cepillado.
  • Cambiar cada 3 meses el cepillo o en su caso el cabezal. Así las cerdas no perderán su eficacia.
  • Moderar el consumo de alimentos que manchen los dientes, sin eliminarlos.
  • Evitar fumar.
967 21 52 51